En la Feria del Perro podemos ser testigos de las impresionantes pruebas a las que se ven sometidos los perros de la unidad canina de la Policía Nacional. Un equilibro entre el policía y el perro para dominar situaciones de máximo riesgo de cara a la búsqueda de sustancias estupefacientes o tipos de explosivos, así como situaciones con rehenes bajo el ruido de los disparos.